SANCIONARÁ SANTIAGO EL RUIDO EXCESIVO

Para evitar el ruido excesivo en zonas campestres, el municipio de Santiago modificó su Reglamento de Equilibrio Ecológico, Protección al Medio Ambiente y Bienestar Animal del Municipio para establecer el máximo de decibeles permitidos durante el día y la noche y las sanciones para los ruidosos. La normativa establece que en las zonas residenciales el límite es de 55 decibeles durante el día y de 50 por la noche y para las zonas industriales y comerciales será de 68 y 65, respectivamente; las sanciones por exceso de ruido irán de 1,924.40 pesos a 28,866, en el caso de particulares, y hasta 192,440 pesos para industrias y establecimientos comerciales. El Presidente Municipal, David de la Peña Marroquín explicó que el objetivo no es el de recaudar multas, sino concientizar a los ciudadanos y visitantes de esta problemática. “Queremos hacer un llamado para que toda la gente que visita el municipio de Santiago lo haga con orden y con respeto. Sabemos que todo el mundo quiere divertirse, sin embargo, en nuestro municipio también queremos vivir en paz”, señaló. “No buscamos sancionar por sancionar, buscamos primero que nada concientizar a los vecinos. Sabemos que es una problemática bastante grande, pero si la gente no entiende, vamos a tener que recurrir a las sanciones”. Inspectores de Ecología equipados con sonómetros, y apoyados por elementos de Seguridad Pública y de Protección Civil, atenderán los reportes de ruido excesivo para amonestar o en su caso sancionar a los infractores. Estadísticas del C4 de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad señalan que en promedio se reciben alrededor de 20 reportes de ruido excesivo por semana, principalmente en zonas rústicas.

SUSCRÍBETE